FRÍO, HIELO, NIEVE 📖 Audiolibro Poético: Silencios y Susurros del Alma 🎙️ Antología poética de Feli Moreno Romero

FRÍO, HIELO, NIEVE 📖 Audiolibro Poético: Silencios y Susurros del Alma 🎙️ Antología poética de Feli Moreno Romero

Escucha el poema

El poema Frío, huelo, nieve

Frío, hielo, nieve,
viento que penetra en la médula de mis huesos;
dentro, en este templo divino,
recubierto de carne y sensaciones,
fuego, amor que abrasa,
hierro incandescente que marca,
fiebre, delirio, música...

Un paseo en trineo,
un niño que me pregunta
¿Por qué? ¿Para qué?

Sus ojos, su pureza,
mi amor, mi lucha,
una vela, una llama inextinguible,
mi ángelus, mi savia,
una trompeta, una lira,
mi mente, mi corazón.

Unas manos que me necesitan.
Ese niño... ese niño...
No llores mi vida
no llores, por favor,
que se me parte la vida
que me sangra el corazón.
¿Quién me podría decir que
las lágrimas son agua?
No. Nadie. Son fuego,
fuego que hace surco,
fuego que purifica.
¡Cuánta vida me da este fuego!

¿Qué fuerza es la que me hace dejar una tierra que
venero,]
para volar a un rincón, para encadenar mis horas,
mi vida, mi corazón, con un imán que me espera,
que deseo, que es sinfonía de amor?
¡Dios mío, que se desborda el volcán!
¡No dejes que se pierda tanta lava!

Quiero que sea como un manto
que recubra sus cuerpos desnudos,
la soledad, la ceguera y el frío
que llevan en el alma.
Flores artificiales, que se abren en un día,
sin savia, flores que no dan fruto,
labios fríos, sin vida, sellados con hiel.
Manos que no saben de caricias
que nunca han engendrado amor.
Ojos que no saben transmitir ni recibir,
bolitas de corcho, agujas de hielo,
trocitos de papel que se emborrona
porque no se puede escribir ni leer nada en ellos.
¡Qué pena Señor!

Fuego, amor, fiebre, paz, agua.
Un hombre... una mujer...
un niño...

No quiero perder todo esto,
embriágame con tu música,
con la ilusión que estoy viviendo,
con estas horas tan felices
que tal vez no me merezco.
Átame muy fuerte a todos ellos,
pero átame tú,
porque la lava también puede romper las amarras.

Regresar al blog

Deja un comentario